Espectaculares inmersiones para nuestras salidas de buceo en Palamós

Bucear en Palamós

Inmersiones Palamós

A parte de nuestras bases de buceo, ofrecemos otras salidas de buceo e inmersiones por la Costa Brava. La población marinera de Palamós es una de ellas.

Situado en la comarca del baix Empordà, tiene espectaculares lugares para la práctica del buceo y el snorkel.

Inmersión al Boreas – Pecio hundido

A unos cinco minutos de navegación de Port Marina (Port esportiu Marina Palamós), podremos descubrir un remolcador de altura de la marina alemana. Después de la segunda guerra mundial, el barco pasó a ser de uso civil y finalmente fue decomisado y se procedió a su hundimiento, a unos 22 metros de profundidad, frente a la costa de Palamós.

Inmersión Illes Formigues – Zona de especial interés para el buceo

Las Illes Formigues están situadas entre las poblaciones de Palamós y Sant Antoni de Calella de Palafrugell, frente a Cap Roig. Son un conjunto de islotes en tonos rojizos con abundante flora y fauna típica mediterránea. Una de las mejores zonas para la inmersión, con diferentes grados de dificultad con profundidades que van desde los 4 metros hasta los 30 metros.

Fondos son rocosos, pequeños cañones, grietas, formaciones coralinas y paredes de gorgonia roja y blanca. Buceando un poco y alejándose de la zona rocosa principal descubriremos una pradera de Posidonia en fondo arenoso.

Inmersión Ullastres – Zonas de especial interés para el buceo

Frente a la costa de la población de Llafranc, a unas dos millas del puerto descubrimos las montañas submarinas de els Ullastres. Estas formaciones rocosas están completamente sumergidas, con una profundidad que va de los 8 metros a los 55 metros y están cubiertas de enormes gorgonias rojas.

Ullastre I

Se inicia a unos 10 metros y desciende hasta los 32 metros de profundidad.

Ullastre II

Está en medio, se inicia a 8 metros de profundidad y desciende hasta los 40 metros.

Ullastre III

Es la más alejada de la costa. Se inicia a unos 8 metros y desciende hasta los 55 metros de profundidad.  En su pared norte, el descenso es casi vertical.